Así comenzó

Aquel día llovió, pero no sobre sus recuerdos.

Los días anteriores al casamiento,  la casa de Natalie se convirtió en un cuartel de preparativos. La familia entraba y salía de la sala mientras se organizaban las flores y algunos  detalles de último momento. Aquel hogar tenía el sabor de fiesta. Todo estaba listo. Sólo quedaban horas.

La mañana llegó y con ella, las ansias por casarse.  Ella estaba tranquila y mientras se arreglaba,  sus padres atesoraban cada instante. Cualquier persona en aquel lugar tenía una sonrisa en los labios. Natalie se casaría con un hombre que la amaba y eso era motivo suficiente para celebrar.

El pasillo de la iglesia estaba adornado con flores y justo al final, le esperaba Teo. De la mano de sus padres, Natalie llegó a las manos de quien se convertiría en su esposo. Una ceremonia llena de humor hizo el balance entre las lágrimas y las carcajadas. El le cantó como sólo es capaz de cantar quien somete el don de Dios en su voz al enamoramiento del corazón.

Se besaron. Se miraron a los ojos. Algo allí era asunto secreto entre ellos dos. Por momentos se perdían y se olvidaban  habían personas allí. Salieron del templo por un camino lleno de burbujas y después, burlaron a las nubes llenas de agua mientras pasearon por los miradores de su amado campo.

Los anillos en sus dedos, la confianza en sus voces y el compromiso en el corazón. Así comenzó el “para siempre ” de Teo y Nat.

 

 

Heidy Norel

Apasionada fotógrafa de familia. Pionera de la fotografía de parto en Puerto Rico. Su trabajo fotográfico ha sido reseñado en Univisión Puerto Rico, el portal de noticias internacional BBC Mundo, el Blog de Baby Center en español y la revista estadounidense de partería Midwifery Today. Además, cursa estudios graduados en Psicología, con especialidad en Consejería. Actualmente se desempeña como creadora de contenido en Like Interactive.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookPinterest

Si te gustó, compártelo

Comments

comments