Entre el camino y la orilla del mar

El presagio de lluvia no echó a perder la tarde.  Las ganas de estar juntos espantaron las nubes justo cuando casi se rendían las ganas de mojarse los pies.

Caminaron por una vereda nueva  y  en medio de aquel verdor, Juan Ignacio quiso correr. Corrió tanto como pudo y tan lejos como sus padres le permitieron. Pasitos pequeños, experiencia gigante.

Le besaron todas las veces que pudieron. Le abrazaron todas las veces que el resistió.  Juan tenía en el caminar el orgullo sublime de tener familia. Leida tenía en su risa el júbilo de saberse ella; mujer, esposa y madre. Los detalles eran importantes. ¿Cómo no?  Si a su lado caminaba su mejor proyecto de vida. Juan la miró tranquilo, como sabiendo que los detalles le importaban a ella y que por eso, también le importaban a el.

Y luego de haber hecho fiesta con el camino,  se escondieron las gotas. Ellos se quitaron los zapatos y las fueron a buscar. Estaban todas en el mar, esperándoles.Como fiesta de bienvenida, les dejaron mojarse los pies. El agua estaba aún tibia por el baile de las olas. Es que las olas bailaron mucho antes de que  Ellos llegaran y  bailaron menos, después que se fueron.

Heidy Norel

Apasionada fotógrafa de familia. Pionera de la fotografía de parto en Puerto Rico. Su trabajo fotográfico ha sido reseñado en Univisión Puerto Rico, el portal de noticias internacional BBC Mundo, el Blog de Baby Center en español y la revista estadounidense de partería Midwifery Today. Además, cursa estudios graduados en Psicología, con especialidad en Consejería. Actualmente se desempeña como creadora de contenido en Like Interactive.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookPinterest

Si te gustó, compártelo

Comments

comments