Ese día

Quien hable de ese día debe decir que hacía lluvia…   pero no llovió.  Que el sol calentaba…   pero no quemó la piel.   Que se miraron en el espejo, justo al lado  de una calle ancha y que Jahdiel vio un  reflejo disfrazado de su papá.  Quien decida contar esta historia, tiene la obligación de  decir que Gía Victoria miraba todo muy atenta.  Tanto, que el abrazo de su hermano no la desconcentró. Y que tantas veces las abrazó  su hermano, que la sorprendió.

Ese que hable de ellos, estaría obligado a decir que Gía se ríe mejor cuando levanta el vuelo en los brazos de sus padres y tendría que hablar de cuan veloz es Jahdiel y cómo disfruta llegar primero en la carrera.

La voz de esta historia debiera  decirles que  Millie y Melvin se aman y que aún recuerdan cómo quererse.  Lo escrito sobre  esta familia debe perpetuar que aquella tarde, caminaron juntos y casi en los mismos pasos.  Los testigos deben constatar que entre ellos,  la noción de vivir cada minuto, está perfectamente clara.

El poeta estaría obligado a versarles que si el día nuevo se negara a amanecerles, terminaría vencido sin poder lograrlo y les regalaría, en su lugar, una mañana llena de las  misericordias del Padre.

La obligación de cualquier testigo, es decir exactamente eso que vio.  Los ojos que le miraron aquella tarde,vieron una familia amándose.

Yo sólo los fotografié.

Desde lo más profundo de mi corazón, Millie, Melvin, Jahdiel y Gía…    gracias por dejarse ver.

Heidy Norel

Apasionada fotógrafa de familia. Pionera de la fotografía de parto en Puerto Rico. Su trabajo fotográfico ha sido reseñado en Univisión Puerto Rico, el portal de noticias internacional BBC Mundo, el Blog de Baby Center en español y la revista estadounidense de partería Midwifery Today. Además, cursa estudios graduados en Psicología, con especialidad en Consejería. Actualmente se desempeña como creadora de contenido en Like Interactive.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookPinterest

Comments

comments